Email: info@sexpol.net
91.522.2510

Tag : salud sexual

El placer a través de la orina

Cada persona es única y como tal, goza y se excita con diferentes prácticas, situaciones, objetos o personas. Algunas disfrutamos especialmente practicando ciertas parafilias (del griego para: “al margen de”, y filia: “amor”). Son consideradas prácticas sexuales poco comunes, definidas por la RAE como desviación sexual. Sin embargo, la mayoría de ellas no suponen ningún peligro ni daño.

Mitos y VIH: ¿Pasado o presente?

Son muchos los mitos, las confusiones y las falsas verdades que se han difundido y potenciado sobre el VIH y el sida desde su inicio como pandemia (1981) y desde el descubrimiento del virus en 1983. Parece que poco a poco se va superando el estigma asociado al VIH y que la información que está al alcance de la sociedad es mayor. ¿Pero es realmente así? ¿Es verdad que las personas que viven con VIH no tienen que enfrentarse a un mundo lleno de prejuicios? La desinformación suele dar pie a las equivocaciones, a los prejuicios y al miedo infundado.

Beneficios de los ejercicios de kegel y los ejercicios hipopresivos para la sexualidad humana

Se han comprobado múltiples beneficios de la actividad física para la salud integral de la persona, de los cuales derivan diversos efectos positivos para la sexualidad, concibiendo esta de manera holística desde un enfoque bio-psico-social del ser humano. En el presente artículo se analizan dos métodos de ejercitación de los músculos y órganos que se encuentran altamente relacionados con las prácticas sexuales frecuentes y la respuesta sexual humana: Los ejercicios de Kegel y el Método Hipopresivo.

Repercusiones de la violencia sexual en el ámbito de la pareja sobre la salud sexual de la mujer

A nivel de sexualidad y de salud sexual, no todas las consecuencias de la violencia sexual son consideradas con la misma importancia. Las alteraciones físicas y ginecológicas, las infecciones y las cuestiones reproductivas sí son atendidas con rapidez; sin embargo, otras problemáticas como son las disfunciones sexuales y cuestiones psicológicas asociadas a la sexualidad parecen relegadas ya no a un segundo plano, sino a un tercer plano, incluso. Si bien es cierto, que hay cuestiones que deben ser atendidas con mayor urgencia y prioridad que otras, no debemos olvidar el resto.