Email: info@sexpol.net
91.522.2510

Blog

Autoestima, imagen corporal y sexualidad

El grado en el que una persona se valora a sí misma interfiere en su relación consigo misma y con el mundo. Por lo tanto, tiene sentido pensar que la autoestima y la vivencia del cuerpo como deseable o no puede afectar a la sexualidad, pues en ella me relaciono con mi propio cuerpo y con los demás. Asimismo, debido a los ideales de belleza diferenciados en función del género es previsible que existan diferencias en cuanto a la exigencia y la aceptación de la imagen corporal en función del género. El presente trabajo busca conocer si existe fundamentación en la bibliografía especializada sobre estas suposiciones.

Soy lesbiana, pero solo en mis ratos libres

La invisibilidad de las mujeres no es casualidad histórica ni política. Las mujeres no hemos elegido no poder ser vistas. Las mujeres hemos luchado y peleamos sin descanso por nuestro reconocimiento y soñamos con alcanzarlo precisamente porque no deseamos bajo ningún concepto ser relegadas a un décimo plano. Y, por supuesto, las mujeres tampoco hemos decidido rehuir ser vistas. 

Deconstrucción de la “heteronormatividad”, un camino feminista hacia la libertad sexual

La temporalidad de un nuevo marco teórico redefinido por tiempos de pandemia, induce a buscar nuevos modelos. El presente trabajo, intenta dilucidar nuevas organizaciones sociosexuales que puedan deconstruir la “heteronormatividad” que sustenta a una sociedad occidental actual, adscrita al binarismo sexual y al esencialismo biológico. El aporte de un amplio elenco de estudios etnoculturales, unidos a la historicidad eurocéntrica y del feminismo, nos abrirán nuevos caminos hacia sistemas sexualmente más libres.

Sentenciadas (o no) por la pornografía

El hecho pornográfico es corporal, es excitación sexual y es placer egoísta. Pero ¿hasta qué punto esto es cierto? Y, lo más importante, ¿cómo nos influye, si es que nos influye? En el presente artículo hago una reflexión sobre cómo la pornografía influye (o no) en nuestra educación sexual y la propuesta de una educación sexual feminista para combatirlo.

Introducción al abolicionismo del sistema prostitucional

Por un lado podemos encontrar el discurso donde confluyen el patriarcado y el capitalismo neoliberal sobre la legalización de la prostitución que, siendo típico de sectores más conservadores, también se ha colado en parte de la nueva izquierda e incluso en el movimiento feminista habiendo sido disfrazado de la libertad del individuo sobre su propio cuerpo y la capacidad de decisión sobre su propia vida, el empoderamiento de las mujeres y la ocupación del espacio público. Y así es, bajo esta falsa idea progre, los defensores de la legalización defienden la existencia de mujeres que libremente eligen ejercer como “trabajadoras sexuales”.

Sexualidades y lactancia: cuando amamantar es un acto de subversión

Vivimos en un mundo diverso donde existen tantas sexualidades como personas: la expresión del género, la identidad sexual, la orientación sexual, las prácticas sexuales, no están limitadas por la biología ni por los binarismos. La realidad es que existen tantos constructos como seres humanos, y nos encontramos ante un amplio abanico de personas con diferentes características, deseos e identidades.

La importancia de la educación sexual en el ambiente educativo y su relación con la actual prevalencia de VIH en la sociedad española

Hay un gran problema con las infecciones de transmisión sexual, especialmente el VIH, en la sociedad actual. Este problema es notablemente crítico entre los jóvenes, ya que son una fracción importante de las personas afectadas por él. El presente artículo expondrá los motivos sociales que explican este repunte de la enfermedad, así como la importancia que tiene una buena educación sexual para ayudar a remitir el número de infecciones en la población española.

La revolución será afectiva o no será: El poliamor y lo que cabe en un concepto

A pesar de que el concepto de poliamor pueda entenderse comúnmente como el antónimo básico de la monogamia, lo cierto es que las ideas que lo sostienen suelen oponerse a la monogamia como institución, y no como práctica. Lo que se pone en cuestión, por tanto, es la obligatoriedad de este modelo relacional en nuestra

La “B” de LGTBIQ+

A lo largo de este artículo, tendremos en cuenta que hablamos partiendo de un contexto histórico y cultural determinado, es desde ahí que entenderíamos la bisexualidad como la capacidad de sentir atracción romántica, afectiva y/o sexual por personas de más de un género/sexo, no necesariamente al mismo tiempo, no necesariamente de la misma manera y no necesariamente en el mismo grado ni con la misma intensidad, tal como lo define Robyn Ochs.

El placer a través de la orina

Cada persona es única y como tal, goza y se excita con diferentes prácticas, situaciones, objetos o personas. Algunas disfrutamos especialmente practicando ciertas parafilias (del griego para: “al margen de”, y filia: “amor”). Son consideradas prácticas sexuales poco comunes, definidas por la RAE como desviación sexual. Sin embargo, la mayoría de ellas no suponen ningún peligro ni daño.