Email: info@sexpol.net
91.522.2510

Blog

Abusos sexuales en comunidades espirituales

Tantra y Cristianismo-.

Raquel Dueñas Pousa
Máster Sexología y Género

Me apasionan las religiones, creencias, filosofías, espiritualidades. Las culturas.  Estudiarlas a modo autodidacta e intentar entenderlas me lleva a grandes viajes iniciáticos, saliendo o no de mi propio hogar. 

 Luz y oscuridad, como en todo, existen en las religiones de toda la tierra. Y es esa oscuridad la que me trae a este artículo, que recorre noticias de abusos espirituales y sexuales en diferentes corrientes, en comunidades espirituales, y sacar de nuevo este tema a la luz. 

Me gustaría poner más énfasis y enfocarme en el Tantra, en cuanto a la concepción categórica occidental moderna que lo relaciona con lo sexual y las relaciones entre gurús-discípula/os e interdependencias. También retomaré el Cristianismo y los escándalos sexuales de los que se han cubierto muchas páginas, artículos y reportajes en los medios en los últimos años. 

 Existen numerosas denuncias y sucesos respecto a abusos sexuales/espirituales en comunidades espirituales/religiosas en el contexto mundial, ejemplos:

–  “De universidad del yoga a secta sexual”, escuela Agama Yoga, violación y abusos sexuales a alumnas del centro (El Mundo)

–  “Under swami´s spell: sexual assault by guru” (The Guardian)

–  “El inventor del Bikram Yoga abusaba de sus alumnas” (El País)

–  “The scandal that rocked Brikram yoga” (The Guardian)

–  “Víctimas de abusos sexuales cometidos por maestros budistas tibetanos forman su #metooguru” (El País)

–  “Buddhist, teacher, predator: dark secrets…” (The Guardian)

–  “Australia investiga la supuesta violación de once niños en una comunidad de yoga en la década de los 70-80” (Voz de Galicia)

–  “Fui abusada sexualmente por un chamán en un retiro de ayahuasca en Perú” (BBC news)

–  “Abusos sexuales en la Iglesia” (La Vanguardia)

 El abuso espiritual ocurre cuando una persona con autoridad religiosa o práctica espiritual maltrata a otra persona en nombre de un dios, una iglesia o por algún concepto o misterio espiritual, un abusador que utiliza su mayor rango como ventaja, poniendo a la víctima en un estado de obediencia incuestionable a la autoridad. Puede haber abuso psicológico, humillación, intimidación, aislamiento, abuso económico, abusos sexuales… 

Tantra 

 El Tantra se asocia en occidente a ‘sexo sagrado’ o ‘sexo espiritual’, ‘neotantra’, ‘masaje tántrico’ y ‘yoga sexual’. Es una versión muy reduccionista que se refiere a un conjunto de prácticas sexuales, una nueva espiritualidad basada en los aspectos genitales del ser humano. 

Tantrismo, en realidad, es un concepto muy amplio, con diferentes definiciones según autoría, se resiste a la objetividad y no hay consenso en cuanto a su origen. Para intentar entender Tantra hay que recorrer muchas fuentes, e incluso así, es difícil llegar a una conclusión. 

 Lo más extendido es que el Tantra (en sánscrito – lengua clásica india, significa tejido, urdimbre, telar) tiene origen en el siglo V-VI dne. en India, en los escritos Tantras. La visión expresada en los textos tántricos es que el ser humano puede elevarse en la sociedad haya nacido en la casta que sea (división en castas según los textos Védicos del hinduismo) , donde la figura del gurú es la llave a través del conocimiento como liberación, no espiritual (como en el Yoga) sino liberación de las cadenas de la esclavitud, la ignorancia y la superstición. Es un conjunto de enseñanzas, que influyeron en el hinduismo, budismo y jainismo, donde la noción de sujeto es un no-yo al nacer, con infinito potencial para ser lo que desee ser, sujetado a la cultura y construido en ella. En los textos originales no se menciona unión sexual, ni práctica sexual. Se habla de los aspectos femeninos y masculinos, dentro de cada persona, donde el ser humano se balancea, como pautas aprendidas o conductas que la sociedad reserva para uno u otro género, Shakti y Shiva, como lo femenino y lo masculino en todos los seres humanos, en equilibrio en cada acto consciente. 

 Ha sido en el siglo XIX con el colonialismo cuando el pensamiento occidental impregnado de puritanismo, pecado y culpa, comienza a añadir al Tantrismo en el imaginario una connotación sexual que no tenía en su origen, y además en versión negativa, depravada, abominable y perversa. 

 Posteriores estudios orientalistas, versiones reducidas de los textos, la venida del New Age en cuanto a la búsqueda por encontrar una filosofía que se adaptara al progreso, a aumentar la capacidad de placer, el igualitarismo, la individualización, la sociedad de consumo de lo sexual, comenzaron a generar en occidente la idea del Tantra como una filosofía mágica y mística, para liberar el alma proponiendo la vía rápida de salvación, buscando orgasmos cósmicos metafísicos en rituales de sexo lento y exótico, en unión divina sagrada de Shakti y Shiva.

La figura del gurú

 Desbrocemos la relación gurú-discípula/o. La/os seguidora/es atribuyen lo sagrado y lo divino a su gurú, que se establece como líder carismático, de gran magnetismo, en  posesión de sabiduría, dones especiales y poder espiritual, que moviliza masas. Se atribuye al gurú la deidad en la tierra, la encarnación de fuerzas energéticas cósmicas, la transmisión de energía, como un tótem sagrado, como vórtice de poder espiritual cósmico, por tanto la cercanía o contacto físico se convierte en una oportunidad sagrada, y se sacraliza el cuerpo del gurú. Cuanto más cerca, más poderosa es esa transmisión mágica: “sólo por estar cerca, tu vida cambia”, “una se convierte en mejor persona y se disuelven tus problemas”; además la proximidad al gurú aumenta la posición social de la/os devota/os dentro del movimiento, se es más reconocido dentro de la comunidad devocional. 

 La energía cósmica primordial que emana del gurú se entiende como sakti, y puede transmitirse a través del contacto físico e irradiarse estando cerca. El excepcionalismo espiritual del gurú se transmite a través de su forma física, incluso después de muertos, de ahí las peregrinaciones a las samadhis o tumbas del gurú. 

El lavado de pies de los gurús es una de las ofrendas más íntimas. El consumo del prasad o regalo de gracia del gurú, como un trozo de comida bendecida (bhoga), es un acto de honor y reverencia. Ser invitada/o a estar cerca del gurú es beneficioso espiritualmente, una marca de favor divino. 

Según la tradición india, el gurú y la/el discípula/o crean una relación de mutua dependencia basada en el amor o pavitra, como símbolo del anhelo espiritual del/la devoto/a por la unión con Dios, no está asociado a los sentidos ni a la pasión o la complacencia.

 En la relación gurú-devota/o se crea la relación maestro-esclavo a la que se refiere Hegel, en cuanto a interdependiente, recíproca, figuras que no pueden existir la una sin la otra. Se crean auténticas dinámicas de poder. Posición de dominación-subordinación voluntaria. 

  Los escándalos sexuales están omnipresentes en los medios, la mayoría de gurús contemporáneos han sido señalados por acusaciones sexuales, de dominio masculino reforzado por estructuras de poder social patriarcal (aunque también hay informes de abuso por parte de gurúes femeninos). La mayoría de los casos involucran a gurús que han proclamado públicamente el celibato. Se corrompe y viola el pavitra o amor entre gurú y discípula/o, siendo esta corrupción una de las grandes secuelas. En muchas ocasiones, además, son silenciada/os o rechazada/os por la comunidad, y se justifican las transgresiones sexuales del maestro con la no sujeción de los gurús a convenciones sociales y con su divinidad (locura divina o theia mania). 

 Y también, según la lógica háptica (tacto) del deseo proxémico, se ve como una oportunidad para recibir el poder espiritual del gurú. El propio significado de consentimiento sexual se complica mucho por las dinámicas de poder.

Por tanto a raíz del abuso/agresión sexual, rechazada/a por la comunidad, con sentimientos de culpa, miedo y vergüenza, habiéndose roto el pavitra o amor esperado, la/el devota/o se ve obligada/o a decidir si rechazar al gurú y abandonar la comunidad. 

Estas relaciones de poder creadas en los movimientos de gurú-discípula/o en combinación con el deseo de proximidad al maestro, son un caldo de cultivo que crea un ambiente que permite el abuso/agresión sexual.  

Cristianismo

 Existen numerosos estudios e informes acerca de abusos, principalmente de explotación y agresión sexual, en comunidades religiosas cristianas, siendo los grupos más vulnerables las mujeres y los menores de edad. Son temas escabrosos que han sido escondidos durante mucho tiempo por la propia Iglesia. 

 Un 38% de clérigos, pastores y ministros cristianos en EE.UU. admitió haber tenido “algún tipo de contacto sexual” con uno o más miembros de su iglesia, principalmente mujeres. En Europa existen casos notorios recientes de pedofilia homosexual y explotación heterosexual. En España un 33% de sacerdotes ha cometido algún tipo de abuso sexual a menores. En África se hicieron públicas denuncias de abuso de monjas por parte de sacerdotes, que de facto, y a pesar del voto de celibato, tres cuartas partes tienen mujer e hijos, y las monjas por su voto de castidad, se han convertido en un grupo vulnerable pues son, con menos probabilidad, portadoras del VIH, y son consideradas compañeras sexuales seguras. 

 Mientras que el Código Penal castiga los abusos/agresiones/violencia sexuales a mujeres y menores, los tribunales eclesiásticos aplican el Código Canónico, que solo prevé penas de privación del oficio del párroco durante un tiempo determinado y, en casos muy graves, la expulsión del estado clerical.

 Se puede observar en los líderes religiosos que explotan sexualmente a sus congregantes, un patrón de conducta: el líder establece vínculos de confianza en base a su autoridad espiritual, se explota esa confianza, basada en la fe, la superstición y la subordinación a la autoridad, a menudo es gradual y sutil utilizando la  manipulación de las emociones. Una parte crucial es la complicidad pasiva por parte de asistentes o colegas de profesión, por fanatismo o lealtad acrítica por la institución, temor a represalias, por ambiciones profesionales propias y metas vocacionales. Los dirigentes no dudan en abusar de sus posiciones de autoridad religiosa para aprovecharse de ‘sus ovejas’.

Conclusiones

 Habiendo analizado sólo dos corrientes religiosas/espirituales, ya se desgranan los entresijos más oscuros, las dinámicas de poder y algunos de los motivos por los que se cometen abusos/agresiones sexuales en el contexto de las creencias teológicas. Los líderes religiosos pueden ser figuras de autoritarismo y tiranía religiosa, valiéndose de su posición para entrar en terrenos fangosos, saltándose normas de castidad y celibato, abusando de feligresa/es. 

 Los delitos sexuales están siempre relacionados con las relaciones de poder y los abusos de autoridad, y, cuando además se trata de una autoridad religiosa, se añade un componente especialmente vulnerable, pues entra en juego, además, el trabajo interno espiritual. Se habla de incesto espiritual, que  multiplica el daño psíquico. 

 Nadie es inmune de llegar a caer presa de líderes espirituales explotadores, nadie está a salvo, los procesos de adoctrinamientos y manipulación pueden ser muy sutiles y estar disfrazados hasta llegar a ‘lavados de cerebro’. El principal grupo de riesgo son los miembros de un grupo o devota/os, el segundo grupo son la/os que simpatizan, y el tercero, la sociedad en general, que es el campo natural de captación y proselitismo religioso. 

 Tampoco hay un perfil definido y concreto para reconocer a los abusadores espirituales, pero suelen coincidir en su inhabilidad para mostrar empatía, egocentrismo y su gran capacidad de control y manipulación de conciencia y emocional, creencias y expectativas.

Fuentes:

  • Documental: “Bikram, yogui, gurú, depredador”.
  • Documental: “Wild, wild country” – Osho.
  • Documental: “The secret Swami” BBC
  • Película: “Darshan, el abrazo” .
  • Concepto abuso espiritual, tantra, sexual abuse by yoga gurus – Wikipedia.
  • Libro “Kularnava Tantra” M.P. Pandit 
  • Gómez, O. R. (2017). «Análisis crítico del Kularnava Tantra -Parte 1- Un prólogo viciado de sexualidad reprimida». Revista de la Fundación MenteClara.
  • web “Tantra y amor consciente” concepto Tantra y Neotantra.
  • web “Fragments of evolution”.
  • web “Tantra en España”.
  • artículo ‘¿Es Tantra sinónimo de sexo espiritual?’
  • Amanda Lucia “guru sex: charisma, proxemic desire and the Haptic Logics of the Guru-Disciple relationship” 2018
  • Jorge Erdely  Graham: artículo “Ministros de culto y abuso sexual” en Redalyc  y obra  “Pastores que abusan”

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Leave a Comment

*