Email: info@sexpol.net
91.522.2510

Blog

La asignatura prohibida: Educación Sexual en la España de 2016

*Artículo: Eva Perea
Licenciada en Derecho, Máster en Sexología y Género,
Máster en Terapia Sexual y de 
Pareja (Fundación Sexpol)

 

La educación  sexual,  según  la  UNESCO, “busca dar a las  personas  jóvenes  el  conocimiento, las habilidades, actitudes y valores que necesitan para definir y disfrutar de su sexualidad (física y emocional) individual o en relaciones” (UNESCO, 2010). Del mismo modo, según la  OMS  (2002),  los  programas de educación sexual deberían iniciarse tempranamente, ser específicos para cada edad y constituir una actividad continua de promoción de la salud durante los años escolares. Deberían empezar en la familia, con los niños en edad preescolar, y estar en conexión con la escuela [1].

El clítoris: El tamaño sí importa

Laura Morán
Master en Terapia Sexual y de Pareja
Publicado en el nª 123 de la revista De la Fundación Sexpol

**Imagen de portada obtenida del vídeo: Le Clitoris.

 

Apropiándome de uno de los mitos más extendidos relacionados con la sexualidad masculina, quiero contarte una realidad (tristemente aún poco conocida) de la sexualidad femenina. A pesar de la curiosidad que espero haber despertado en ti, antes me gustaría invitarte a reflexionar sobre algunas cuestiones.

¿Qué sabes del clítoris? ¿Sabes dónde se localiza? ¿Cuál crees que es  su  función?  ¿Conoces sus dimensiones?  ¿Qué pensarías si te dijera que la extensión del artículo será proporcional a la de su protagonista? ¿Pensarías, quizás, que será un texto… breve?

Comprobémoslo.

Uno…

Empezaremos por su nombre. Proviene de la palabra griega κλειτορί̋ (kleitoris), que significa «pequeño monte». A diferencia de otros órganos sexuales masculinos o femeninos, apenas tiene motes. Seguro que si piensas en los apodos atribuidos al pene o a la vulva cuentas más de dos decenas.

Pero ¿cuántos conoces para  designar  al  clítoris?  Se  me  ocurren  algunos: ¿botoncito? ¿Pepitilla?… ya.

Dos…

Tiene una única función. ¿Adivinas cuál? Te daré una pista: no tiene que ver con la reproducción. No sé si te habrás rendido o si habrás acertado. Por si acaso no me haré de rogar: su único cometido es el placer (casi me dan ganas de escribirlo con mayúscula).

El clítoris es el único órgano del cuerpo humano cuya función exclusiva es generar placer. En este sentido —en el de provocar sensaciones placenteras— es equiparable al pene. Sin embargo, a diferencia de éste, no participa del proceso reproductivo ni tiene que ver con el mecanismo urinario.

¿Quién tiene envidia ahora, Freud?

Tres…

Con lo que te he contado hasta ahora espero que te hagas la misma pregunta que yo: ¿cómo se ha podido reducir, ocultar, inhibir y ningunear la sexualidad femenina y un órgano tan genial como el clítoris? ¿Cómo es posible que esto haya sucedido? Te cuento.

El paradigma en el estudio de la sexualidad ha sido androcéntrico: el centro de  atención  ha sido la reproducción y los problemas sexuales del hombre. Esto ha provocado que, a excepción de su finalidad para  la fecundación, la sexualidad, el placer y los órganos femeninos hayan sido  relegados a un segundo (o tercer, o cuarto) plano. Lo cual no deja de  ser paradójico ya que mientras el cuerpo femenino es símbolo y metáfora de la sexualidad en nuestra cultura, el clítoris siempre ha permanecido oculto.

Sigo. Se sospecha que se  tuvo  conocimiento del clítoris antes de 1559. Sin embargo, no se tiene constancia de ello hasta esta fecha ya que corresponde con el año de publicación de la obra De re anatómica de Mateo Colombo, profesor de cirugía de la Universidad de Padua. Por desgracia, fue la obra de su mentor, Andreas Vesalius, la que alcanzó fama. Vesalius, gran anatomista, dejó fuera de juego a nuestro protagonista al tratar los órganos reproductores femeninos.

Un siglo después, en el XVII, el médico y anatomista holandés Regnier de Graaf recuperó el clítoris y sus placeres, defendiendo que, gracias a su existencia, las mujeres aceptaban engendrar hijos.

Durante dos siglos más volvió a caer en el olvido hasta 1844, fecha en la que el anatomista alemán George Covel  elaboró  unas  ilustraciones  del  clítoris  realistas y de gran calidad. Éstas estuvieron presentes en los manuales de medicina y anatomía más prestigiosos (como en diferentes ediciones del Gray’s Anatomy) hasta 1948, fecha en la que volvió a desaparecer.

Tuvo que llegar la década de los 60 para que el clítoris (entre otros)  saliera  del  ostracismo sexual de la mano de algunos expertos como el ginecólogo William H. Masters y la psicóloga Virginia E. Johnson.

Helen O’Connell, uróloga australiana,  publicó en 2006 los resultados de sus estudios realizados desde 1998,  obtenidos empleando recursos de la medicina moderna —resonancia magnética y disección de la vulva en mujeres fallecidas. Ella ha sido la primera en estudiar el clítoris de este modo.

Sin embargo y pese a todos los esfuerzos sigue siendo demasiado invisible. Para muestra un botón: el clítoris no aparece en los textos ni en la mayor parte del material dedicado a la educación sexual. ¿Por qué? Simple y llanamente, porque no forma parte del sistema reproductor.

Cuatro…

El clítoris no aparece en los arqueológicos textos de la EGB ni en los modernos libros de la ESO, así que tendré que contarte de qué está hecho. Se considera que es el órgano más sensible del cuerpo humano. Para que te hagas una idea, se calcula que el pene tiene entre 4000 y 6000 fibras nerviosas. Pues bien, el clítoris cuenta con unas 8000 fibras nerviosas.

Gran parte de su estructura está  compuesta por tejido eréctil y, al igual que el pene, cuando recibe flujo de sangre, se erecta. ¿Cómo sucede? Del mismo modo que en el hombre: cuando la mujer se excita, el tejido del clítoris se llena de sangre, lo que hace que se agrande y se tense. Igual que el miembro masculino.

Cinco…

Quizá pensabas que el artículo no sería tan extenso como para llegar a este punto. Creo que éste es un buen momento para darte más detalles anatómicos acerca del clítoris (y empezar así a entender algo mejor el porqué del título).

Es posible que ya lo sepas, pero me gustaría comentarte que lo que comúnmente llamamos «clítoris» no es más que la punta del iceberg. Se trata del glande del clítoris. Está situado donde se unen los labios menores y se esconde bajo un capuchón. Esta parte es de la que hemos hablado en el punto anterior. Es la zona visible que se llena de sangre y se hincha cuando una mujer se excita y que cuando se acerca al orgasmo se retrae contra el hueso púbico para evitar la sobreestimulación. Recuerda que es una zona muy inervada y un exceso de estimulación puede producir más molestia que gozo.

Ahora toca hablar de  la  parte  que  la  vista no alcanza. El cuerpo o tallo del clítoris tiene forma cilíndrica y está formado por dos estructuras o cuerpos cavernosos que están unidos y se extienden hacia el hueso púbico. En su extremo están las raíces, que son unas largas y finas bandas de tejido eréctil que se extienden desde el tallo a lo largo de los dos huesos que forman el pubis y que envuelven la uretra y la vagina.

Además, al lado de cada una de las raíces se encuentra una zona de  tejido eréctil conocida como bulbos del clítoris. Son bastante más grandes de lo que se creía en un principio y están muy vascularizados. Están situados directamente bajo la mucosa de las paredes vaginales.  Cuando se excitan y se llenan de sangre pueden llegar a  triplicar su tamaño. Por este motivo el tercio más externo de la vagina es el más sensible, ya que está constituida en parte por el tejido esponjoso de estos bulbos.

Sé que es un gran ejercicio de imaginación el que te he obligado a hacer, pero al final habrá recompensa. Te lo prometo.

Seis…

Erección, llenarse de sangre, duplicar el tamaño, excitación, tejido eréctil, vascularizado… ¿No te resulta familiar? ¿Dónde lo hemos oído antes?

¡Efectivamente! Pero por si no te habías atrevido, yo seré más explícita: son conceptos asociados al pene ¿Y cómo es esto posible? Te cuento.

A pesar de que anatómicamente los genitales masculinos y femeninos son muy diferentes, provienen de la misma estructura embrionaria y por este motivo comparten tipos de tejido y procesos de excitación similares.

En esta imagen puedes ver los diferentes estadios del desarrollo que tienen lugar desde la estructura embri- onaria inicial hasta la diferenciación completa de los genitales masculinos y femeninos.

Los colores de esta otra imagen te ayudan a encontrar las equivalencias entre las estructuras de los genitales masculinos y las de los femeninos:

Observa: ¿A que después de todo no somos tan distintos? Quizás a partir de ahora puedas imaginar, explorar o fantasear con los genitales propios o ajenos bajo una luz diferente.

Siete…

¿Es o no es un órgano maravilloso? Sin embargo no ha sido, y todavía no es, tratado como se merece. Por una parte, ha vivido relegado por la vagina; ésta estaba involucrada en el proceso de reproducción y, errónea- mente, se pensaba y se piensa que es la equivalente femenina del pene. (Gracias, freudianos).

Por otra parte, todavía hoy el cítoris es maltrata- do en algunas culturas que fomentan una serie de prác- ticas conocidas como ablación. La ablación consiste en la mutilación total o parcial del clítoris y de los órganos sexuales femeninos. Esta terrible costumbre suele afec- tar a niñas de muy corta edad, ya que se considera parte de un ritual de iniciación a la pubertad. Es realizada con el objetivo de evitar que en su adolescencia y juventud descubran el orgasmo y el placer sexual. Es así como es- tas culturas pretenden preservar la virginidad, la casti- dad y la fidelidad de las mujeres.

La Organización Mundial de la Salud calcula que la mutilación femenina afecta a 140 millones de niñas y mujeres en el mundo, y considera que anualmente un total de 3 millones de niñas corren el riesgo de sufrirla. Confiemos en que la lucha por la igualdad de género, así como la formación y la información en sexualidad, contribuyan a erradicar esta brutal práctica.

Ocho…

Cambiando radicalmente de tema y acercándonos al final del artículo, es inevitable mencionar el placer con nombre propio: el orgasmo.

Como más vale que sobre que no que falte, matizaré que no existen dos tipos de orgasmo —vaginal y clitoriano, maduro e inmaduro como se decía. (Apunta, Freud, esto te interesa.)

Tal y como hemos venido explicando, el clítoris es una estructura compleja, mayor de lo que pensábamos y que interacciona con el resto de órganos genitales femeninos. De modo que hay diversas formas de estimular al clítoris, directa o indirectamente, provocando un mismo y único «tipo» de orgasmo.

Nueve…

Nueve son los centímetros que el clítoris tiene de media.

Y nueve  son los puntos que he empleado para presentártelo. Ahora, por fin, puedes ponerle cara:

 

BIBLIOGRAFÍA

Andahazi, F. (1997). El anatomista. Barcelona: Planeta.
Béjar, Sylvia (2001). Tu sexo es tuyo. Barcelona: Planeta.
Carrera, M.V., Lameiras, M. y Rodríguez, Y (2013). El clítoris y sus secretos. Orense: Difusora de letras, artes e ideas.
Dominici, M (2004). El clítoris, ese gran desconocido. (The Clitoris Forbidden Pleasure, 2004.) Canal Odisea.
Hite, S. (1977). Informe Hite sobre la sexualidad femenina. New York: Dell Publishing.
O´Connell, E., Sanjeevan, K. y Hutson, J. S. (2005). Anatomy of the Clitoris. The Journal of Urology, 174, 1189-1195.

¿Por qué parece que retrocedemos en vez de avanzar en esto de la igualdad?

*Romero Gutiérrez, Lorea
*Socióloga Máster Universitario en Sexología y Género
*Publicado en el nº122 (Pág. 22-24) de la Revista de la Fundación Sexpol

 

En los últimos tiempos, da la sensación de que los progresos que han conseguido los diferentes feminismos están yendo acompañados de un brote de actitudes machistas contrarias a estos avances. Esta reacción patriarcal es lo que algunas personas han denominado “neomachismo” o “postmachismo” haciendo alusión al resurgir de actitudes que, al menos en algunos lugares del planeta, considerábamos superadas.

Comenzaba el año 2016 con la espeluznante noticia de cientos de agresiones sexuales a mujeres, en varias ciudades alemanas, durante la madrugada de Nochevieja (1). Días más tarde, el programa televisivo “Salvados” recibía descréditos y amenazas por la realización de un reportaje sobre violencia machista. Los mensajes misóginos que circulaban por las redes en aquellos días, si bien están presentes de forma continuada, denunciaban la supuesta discriminación de los hombres en el tratamiento de la violencia de género en nuestro país, aludiendo a mitos tan manidos como las denuncias falsas, los asesinatos a hombres o las víctimas masculinas de la Ley Integral contra la Violencia de Género (2).

Semanas más tarde, el bloguero Roosh, favorable a la legalización de la violación, protagonizaba una serie de reuniones con sus seguidores en todo el mundo (en Barcelona y en Granada fueron canceladas gracias a la respuesta de colectivos feministas) (3).

Desgraciadamente, podríamos seguir enunciado episodios machistas que fueron noticia el pasado año (4), pero lo importante es entender la globalidad de este fenómeno. Todas estas violencias, sumadas al aumento del acoso a mujeres feministas en la red, la extensión del consumo de prostitución o los feminicidios sistémicos en algunos países -principalmente centroamericanos-, tienen una característica común: la despersonalización de las violencias contra las mujeres, en una suerte de mensaje colectivo que les recuerde que nunca debieron abandonar su restringida libertad.

Si bien todos estos hechos responden a lo que Rosa Cobo denomina “nuevos bárbaros del patriarcado” (5), existe un discurso mucho más sutil que asegura que la igualdad entre mujeres y hombres ya se ha logrado y que, en una situación de crisis como la actual, las políticas de igualdad no pueden ser una prioridad. Esta es una actitud con un soporte social no despreciable, defendida en las instituciones por la vieja y por la nueva política (6). Hablamos entonces de una “resistencia técnica de los políticamente correctos” (7). Sea de forma más o menos violenta, no cabe duda de que, en ambos casos, nos encontramos ante una reacción patriarcal que no podemos seguir ignorando.

¿Pero por qué estas actitudes neomachistas en la era de la igualdad formal? ¿Cómo es posible que convivan estos discursos con los logros de los feminismos?

Es importante tener en cuenta que las personas neomachistas o postmachistas comparten la preocupación por adaptarse a los tiempos actuales y sus discursos de igualdad, pero dejando intacta la esencia patriarcal (8). El “neomachismo” ataca aquello que pone en peligro la posición tradicional de los varones, pero sin discutir el principio de igualdad entre mujeres y hombres. No se critica el concepto mismo de igualdad, sino que se deteriora mediante un cuestionamiento constante de asuntos puntuales, además de recurrir a viejos esencialismos sobre cómo son las mujeres en contraposición de los hombres. Esta resistencia ante la igualdad real entre mujeres y hombres está produciendo un retroceso en materia de derechos de las mujeres conocida como “blacklash” (9).

En este proceso involutivo, los medios de comunicación están haciendo un gran trabajo pedagógico mediante el discurso renaturalizador y antifeminista que inunda los programas, telediarios y series, entre otros, de las diferentes cadenas televisivas (10). Si desde organismos internacionales significantes para los derechos de las mujeres, como la ONU o la Unión Europea, se destacó desde el principio la importancia de los medios de comunicación como principales actores en el proceso de socialización favorable a la igualdad, en los últimos tiempos estamos aconteciendo a una permisividad e incluso promoción de los discursos neomachistas en la era de las tecnologías de la información y la comunicación.

Sin embargo, esta intromisión mediática no explica tamaña contestación sistémica. La reacción patriarcal que estamos aconteciendo tiene mucho que ver con el nuevo orden mundial, marcado por la consolidación del proyecto neoliberal y neoconservador. Además, el escenario de recorte de libertades inaugurado después de los atentados del 11-S y su especial énfasis en el ataque a los derechos de las mujeres (11), así como el rearme del conservadurismo en tiempos de crisis configuran un contexto favorable al avance de estas posturas contrarias a la igualdad de géneros (12).

Lo que está de fondo en esta reacción patriarcal es la crisis del contrato social y sexual. El proyecto neoliberal ha supuesto la ruptura con el contrato social sobre el que se fundaron los estados de bienestar. Y esta ruptura está teniendo una especial incidencia sobre las mujeres. Las políticas neoliberales están retornando a las mujeres a su rol reproductor en tanto que están teniendo que volver a asumir los cuidados que los estados de bienestar habían comenzado a gestionar. Además, son ellas las principales víctimas de la desregulación de la legislación laboral y de la desinversión en programas sociales.

Por otro lado, el contrato sexual se encuentra en profunda reordenación, como muestra el debilitamiento de la familia patriarcal en muchas partes del mundo, al mismo tiempo que la prostitución se está ampliando a niveles insólitos como institución de regulación de la sexualidad (13). La lucha feminista ha conseguido que un número significativamente importante de mujeres haya adquirido un protagonismo social que nunca había tenido, a través de la inserción en el mercado laboral y la conquista de reducidos espacios de decisión en el poder político. Esta mayor autonomía femenina ha supuesto un desequilibrio de fuerzas en las parejas, en las que se han desdibujado los roles femeninos y masculinos tradicionalmente asumidos. Todos estos hechos han puesto en crisis el contrato sexual que aseguraba a cada hombre el acceso a una  mujer,  al mismo  tiempo  que  existía  un  remanente  de  mujeres a disponibilidad de todos los hombres – las prostitutas -.

Pero no todo es negro en este nuevo escenario. La crisis del contrato sexual está favoreciendo actitudes neomachistas como las que hemos comentado al inicio del artículo, pero también la extensión a nuevos actores de comportamientos favorables a la igualdad. La reordenación del contrato sexual está construyendo nuevas y violentas fratrias masculinas, pero también nuevas colectividades de cuestionamiento del sistema de dominio masculino. Algunos varones (3), de forma individual pero también colectivamente, comienzan a rechazar la red de privilegios sobre los que se asienta el patriarcado en perjuicio de los derechos de las mujeres y de otras personas cuya sexualidad no se corresponde con la heteronorma.

Si bien son una minoría, no dejan de ser una grieta en la dura roca de la violenta masculinidad hegemónica. Los diferentes feminismos, junto a los movimientos de mujeres a lo largo de todo el mundo, tienen que construir alianzas con estos grupos de hombres. Se trata no solo de lograr frenar el avance de esta reacción patriarcal, sino de continuar construyendo, de forma crítica y propositiva, sobre los cimientos de igualdad ya asentados. Aludiendo al lema feminista que afirma que las calles son nuestras, las pequeñas y grandes violencias que aún se siguen ejerciendo sobre nosotras, indican que aún no hemos alcanzado esa premisa y que, sin embargo, nunca más volveremos al orden sexual que conoció la Modernidad. Tarde o temprano las calles acabaran siendo nuestras, de todas las personas.

_____________________________________________

(1) <<Decenas de denuncias por agresiones sexuales a mujeres durante la Nochevieja en Colonia>> en eldiario.es publicado el 05/01/2016. http://www.eldiario.es/internacional/Estupor-Alemania- agresiones-Nochevieja-Colo- nia_0_470353398.html
(2) <<Desmontamos los mensajes machistas a Salvados>> en Verne, del diario El País publicado el 7/02/2016. http://verne.elpais.com/verne/2016/02/04/articulo/1454587035_493995.html
(3) <<Cancelan los encuentros ultramachistas convocados en Granada y Barcelona>> en eldiario.es publicado el 04/02/2016. http://www.eldiario.es/sociedad/encuentros-ultramachistas-Granada-Barcelona-convocato- ria_0_480852081.html
(4) Los carteles machistas en los juzgados de Violencia sobre la Mujer de Madrid comparándolos con Auschwitz o las humillaciones a mendigas por parte de hinchas de fútbol en Madrid y Roma. Artículos en prensa: <<Colocan carteles machistas en los juzgados de Violencia sobre la Mujer comparándolos con Aschwitz>> en eldiario.es publicado el 08/04/2016 http://www.eldiario.es/sociedad/Colocan-Violencia-  Mujer-Madrid-Aus-chwitch_0_503249910.html, <<Hinchas del PSV humillan a varias mendigas que pedían limosna>> en El País pu- blicado el 17/03/2016 http://deportes.elpais.com/deportes/2016/03/15/champions/1458058756_705557.html y <<Un hincha del Sparta de Praga orina sobre un mendiga en Roma>> en Diario Público publicado 18/03/2016 http://www.publico.es/deportes/hincha-del-sparta-praga-orina.html
(5) Término utilizado por Rosa Cobo en Hacia una nueva política sexual: Las mujeres ante la reacción patriarcal, Catarata, Madrid, 2011.
(6) Esta es la actitud del partido Ciudadanos en cuestiones como paridad, condena del sexismo o su propuesta de modificación de la Ley Integral contra la violencia de género, en <<El machismo de Ciudadanos>> en eldiario.es publicado el 02/11/2015. http://www.eldiario.es/zonacritica/machismo- Ciudadanos_6_448015211.html.
(7) Término utilizado por Rosa Cobo en Hacia una nueva política sexual: Las mujeres ante la reacción patriarcal, Catarata, Madrid, 2011.
(8) Lorente, Miguel: Los nuevos hombres nuevos: Los miedos de siempre en tiempos de igualdad, Ediciones Destino, Madrid, 2009.
(9) Faludi, Susan: Backlash: The Undeclared War Against American Women, Three Rivers Press, New York, 1991.
(10 )Menéndez Menéndez, María Isabel: <<Crisis económica y discurso reaccionario. El papel del periodismo ante la equidad de género>>, IV Congreso Internacional Latina de Comunicación, La Laguna, 2012.
 (11) George, Susan: El pensamiento secuestrado: cómo la derecha laica y la religiosa se han apoderado de Estados Unidos, Icaria, 2007 y Faludi, Susan: La pesadilla terrorista. Miedo y fantasía en Estados Unidos después del 11-S, Anagrama, Barcelona, 2009.
 (12) Mattelart, Armand y Mattelart, Michèle: Los medios de comunicación en tiempos de crisis, Siglo XXI, México D.F., 1981.
 (13) Rosa Cobo en Hacia una nueva política sexual: Las mujeres ante la reacción patriarcal, Catarata, Madrid, 2011 y Gimeno, Beatriz: La prostitución, Edicions Bellaterra, Barcelona, 2012.

E-book: Biblioteca sexológica II

¿Quieres dedicar un tiempo al estudio de la sexología este verano? Te presentamos nuestro e-book: ‘Biblioteca sexológica II’, donde puedes encontrar reseñas especializadas de varias lecturas sobre sexualidad y género donde encontrarás mucho conocimiento sexológico. Y si encuentras que ESTE es tu tema, ¡anímate a cursar uno de nuestros másteres universitarios en sexología!

A continuación, te dejamos la introducción del e-book y, al final del post, podrás descargarlo GRATIS en formato PDF:

 

Reseñas especializadas postgrados Fundación SEXPOL 2014-2015

Máster Universitario en Sexología y Género 2014-2015

Máster Universitario en Terapia Sexual y de Pareja 2014-2015 

 Revisión de textos: Clara González Mora, Ana Márquez Cortés, Rosario Mora Rodríguez y Roberto Sanz Martín.

Autores/as: Ana María González Maza, Carmen López Carmona, Celia Muñiz Amigo, Cristian Gallego Sánchez, Emanuela Siciliani de Cumis, Eva Pérez Iglesias, Inmaculada Lozano Caro, Irene Larrañaga Peral, Irene Martínez Domínguez, Jorge Moreno Gallardo, Laura Manzanares Matamoros, Leire Méndez Torrubiano, Lucía Diéguez González, Mª Elisa Prieto López, Mª Gema Pérez Ortiz, Mª José España Climent, Mª Rocío Pollo Martín, Magdalena Gómez Lozano, Marta Pilar Roldan Alemany, Noelia Ruiz Lara, Patricia Vázquez Sierra, Paula García Antón, Paula Pombar Pérez, Raquel Gálvez Andrés, Ruth González Ousset, Sara Sarmiento Borge, Serezade Calahorra Vera, Teresa Aparicio Astorquiza, Virginia García Pérez. 

 

Fundación SEXPOL para el desarrollo de la salud y del bienestar sexual

ÍNDICE (CONTENIDOS)
Presentación del libro7
Akerman, Javier. Sexo… ¡Naturalmente!: Técnicas, ejercicios y consejos para una sexualidad plena9
Álava Reyes, Mª Jesús. Amar sin sufrir: Ni los hombres son imposibles, ni las mujeres incomprensibles12
Arisó Sinués, Olga y Mérida Jiménez, Rafael M. Los géneros de la violencia14
Blanco Rodríguez, Celia. Con dos tacones: Las fantasías sexuales de las mujeres que dejaron de soñar con ser princesas18
Blomfield, Barbara y Radley, Chris. Terapia de pareja: Dramas de amor y sexo20
Bosch Fiol, Esperança; Ferrer Pérez, Victòria Aurora; Gili Planas, Margarita. Historia de la misoginia23
Burgos Gil, Georgina. La masturbación: Guía práctica para mujeres, hombres y parejas25
Burns, David D. Sentirse bien en pareja: El secreto para hacer que las relaciones funcionen27
Cabello Santamaría, Francisco. Manual de sexología y terapia sexual: El secreto para hacer que las relaciones funcionen30
Coria, Clara. El amor no es como nos contaron… ni como lo inventamos32
Costa, Miguel; Serrat-Valera, Carmen. Terapia de parejas: un enfoque conductual35
Darder Rigden, Mireia. Nacidas para el placer: instinto y sexualidad en la mujer37
Esteban, Mari luz. Crítica del pensamiento amoroso42
Eugenides, Jeffrey. Middlesex44
Everett, Flic. Cómo ser una diosa del sexo48
Fisher, Helen. Por qué amamos50
Foucault, Michel. Historia de la sexualidad I: la voluntad de saber52
Fuertes Martín, Antonio; López Sánchez, Félix. Aproximaciones al estudio de la sexualidad54
Grandes, Almudena. Las edades de Lulú56
Grecco, Eduardo H. El enigma de la vagina: una guía para descubrir los secretos de la sexualidad femenina58
James, E.L. Cincuenta sombras de Grey60
Kaplan, Helen Singer. La nueva terapia sexual I62
Keesling, Barbara. El arte del placer sexual65
López Sánchez, Félix. Amores y desamores67
López Sánchez, Félix; Fuertes, Antonio. Para comprender la sexualidad69
Lorente Acosta, Miguel. Mi marido me pega lo normal. Agresión a la mujer: realidades y mitos71
Maines, Rachel P. La tecnología del orgasmo: la histeria, los vibradores y la satisfacción sexual de las mujeres74
Marina, José Antonio. Aprender a convivir76
Marina, José Antonio. El rompecabezas de la sexualidad79
Locas Matheu, Manuel. Sed de piel: ¿feminizar el futuro?81
Mateo-Morales, Manuela. ¿Cómo se lo explico?: la educación sexual en la infancia83
Nuño Gómez, Laura. El mito del varón sustentador: orígenes y consecuencias de la división sexual del trabajo85
Platero, Raquel (Lucas). Trans*sexualidades: acompañamiento, factores de salud y recursos educativos87
Pont, Maribel. El secreto de lo prohibido89
Puerto Pascual, Cosme. El sexo no tiene edad91
Reyes, Alina. La séptima noche94
Roca, Nuria. Sexualmente: el libro que tu chic@ no querrá que leas96
Sampedro, José Luis. El amante lesbiano99
Sanz Ramón, Fina. Los vínculos amorosos: amar desde la identidad en la Terapia del reencuentro102
Sanz Ramón, Fina. Psicoerotismo femenino y masculino para unas relaciones placenteras, autónomas y justas110
Di Segni Obiols, Silvia. Sexualidades: tensiones entre la psiquiatría y los colectivos militantes114
Wilson, Tamsin. Desorientación sexual: género, sexo deseo y automodelación117


Presentación del libro

 La formación de profesionales en Sexología es, junto a la práctica clínica, unos de los elementos principales de la Fundación SEXPOL. Tanto es así que nunca, desde su fundación en 1982, cuando surgió la primera promoción, ha faltado un curso; Monitor/a, Especialista, Prácticum o Máster. Hemos otorgado titulaciones a más de dos mil profesionales, muchos de los cuales, en la actualidad, ocupan puestos representativos en el panorama Sexológico actual.

En la actualidad, nuestros cursos de Máster, como titulación propia de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, ofrecen un equilibrio idóneo entre la teoría y la práctica, entre la formación y el desempeño de ésta.

Gran parte de la calidad de nuestra formación se debe al profesorado, por supuesto, y a su larga trayectoria de experiencia profesional dentro de las áreas de formación, clínica o investigación. También a nuestros contenidos y su organización, con el respaldo de más de 30 años de existencia.

Pero bien sabemos que toda formación, por muy completa y ambiciosa que sea, es incapaz de abarcar todos los conocimientos existentes, todas las orientaciones, puntos de vista y alternativas, por lo que siempre es necesario complementarla de alguna forma.

Bajo una orientación centrada en la actitud crítica y la capacidad de análisis, la bibliografía especializada surge como ingrediente definitivo.

Todo nuestro alumnado realiza a lo largo del año académico varias reseñas bibliográficas para realizar comentarios personales, críticos, de literatura libre relacionada con la Sexualidad en cualquiera de sus áreas.

Los siguientes textos no son más, ni menos, que una selección de los mejores trabajos realizados durante la promoción 2014-2015 por nuestro querido alumnado.

A todo nuestro alumnado agradecemos su esfuerzo, interés y dedicación. Igualmente agradecemos a Xavi todo su esfuerzo desinteresado que ha hecho posible esta obra.

Especial agradecimiento al alumnado presente en esta obra, cuyas reseñas han destacado, por unas u otras razones. Sirva este libro de homenaje.

¿Quieres descargar el ebook ‘Bibliografía sexológica’?

Puedes hacerlo aquí: https://goo.gl/7DnjGA

Biblioteca Sexológica II - Sexpol

II Semana de la Sexualidad

El próximo lunes comienza la II Semana de la Sexualidad de Fundación Sexpol, donde podrás encontrar distintos talleres de diferentes temáticas a un precio súper especial: 15€ por taller.

A continuación, os dejamos toda la información, pero no olvidéis que para reservar vuestra plaza tendréis que inscribiros escribiendo un correo a info@sexpol.net o llamando por teléfono al 91 522 25 10.

 

Lunes 3 de julio de 18:00 a 21:00 (15€)

Las Huellas de Placer II. Con Mónica Quesada y Nacho Garbe

Destinado a toda aquella persona abierta al disfrute del redescubrir su propio placer. Este taller nace con el objetivo de explorar los permisos que cada cual nos damos o quitamos cuando… el Placer es el protagonista. Será un espacio de experimentación y disfrute, donde el placer nace fluyendo desde el cuerpo, redescubriendo el placer de dar y recibir, de sentir y dejarse ser sentida/o, experimentando con la libertad que podemos darnos en la búsqueda de las huellas del placer a través de la caricia individual, en pareja y grupal.

 

Martes 4 de julio de 17:00 a 20:00 (15€)

La masturbación ¡Sexo para una! Con Carmen Saura

El objetivo principal de este taller es ayudarnos a conocernos un poco más, a querernos más y a saber disfrutar de nuestro cuerpo.

 

Martes 4 de julio de 17:00 a 20:00 (15€)

BDSM sin Grey, Juegos y Roles para principiantes. Con Irene Aterido

Para todo tipo de géneros y orientaciones del deseo. Trabajo corporal e introspectivo. Dejen sus prejuicios y “a priori” fuera. El BDSM es divertido y muy erótico. Pero necesitas algunas claves para empezar a jugar con sensatez y placer.

 

Miércoles 5 de julio de 17:00 a 20:00 (15€)

Hechicería Sexual. Con Cristian C. Sánchez

Un paseo por el sustrato mágico y simbólico de la sexualidad humana desde diferentes mitologías étnicas.

Si todas las culturas han generado su propia simbología para los hechos trascendentes y vitales en la vida de sus miembros… ¿Cómo podríamos esperar que nuestra cultura no lo hubiera hecho? ¿Desde que punto de vista solemos acercarnos a los ‘sucesos mágicos’ en esta vida? ¿Como comprenden otras culturas el hecho sexual humano? ¿Que simbología, mitologías y rituales mágicos podemos encontrar en este sentido? Un viaje para conocer, crear y generar un halo mágico respecto de la sexualidad como experiencia trascendente.

 

Jueves 6 de julio de 17:00 a 20:00 (15€)

Masajeando el placer. Con Mentxu Abril

Aprenderemos a dejarnos llevar por el placer, a abandonarnos a él y a escuchar lo que nos cuenta a través del baile libre, el automasaje y el masaje en pareja. Contaremos con una parte teórica introductoria para entender la parte práctica y mejorarla. Observaremos la acción de dar y recibir, qué rol nos gusta más y por qué. Trabajaremos actitudes y explicaremos las técnicas para centrarse en el placer, Aprenderemos a comunicar lo que nos gusta y lo que no y por tanto a disfrutar más.

Dirigido a cualquier persona o pareja interesada en trabajar su capacidad para sentir placer y ser más consciente de él en las relaciones sexuales.

 

Jueves 6 de julio de 17:00 a 20:00 (GRATIS)

Relato Erótico, explora tus fantasías. Con Cristina Jiménez e Isabel Victoria García

Analizaremos de qué manera interviene el entorno en la creación de nuestras fantasías, descubriremos otras posibles opciones y crearemos nuestro propio relato erótico, con el fin de experimentar los límites difusos de la imaginación cuando estamos en clave erótica.

 

Viernes 7 de julio de 17:00 a 20:00 (15€)

Meditación Sexual. Con Sonia Encinas

Conecta con tu sexualidad, desbloquea tus 5 sentidos y practica el ‘estar presente’ para disfrutar de una sexualidad plena, placentera y positiva. Trabajaremos nuestros arquetipos sexuales, la focalización sensorial y el autoplacereado asistido con masajeador.

 

Viernes 7 de julio de 17:00 a 20:00 (GRATIS)

Sexualidad en el Ecuador de la vida. Con Laura Tiubeica y Jenifer Rodríguez

Revisaremos el concepto actual de vejez y de envejecimiento activo, y la mirada social hacia la sexualidad en la vejez. Veremos las fluctuaciones en la sexualidad a lo largo de la vida y cómo combatir ideas irracionales que impiden una expresión positiva de la propia sexualidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies